11 septiembre 2017

En ocasiones sueño con chales

Por mucho calor que haga, o puede que a pesar de ello, en ocasiones sueño con chales calados y decorativos que me abriguen sin agobiar.



Este pequeñín está tejido con Katia Jaipur, un algodón muy ligero que trae un montón de metros para un ovillo de 50g.

Como no quería que fuese todo igual, el borde está hecho con un resto de algodón perlé de Limol del número 12. El contraste de color queda espectacular, y me recuerda vagamente a las puntillas de encaje que adornaban la ropa blanca de cama cuando era pequeña.



La puntilla se teje aplicada al borde del chal, y ha sido modificada a conciencia para que se adaptase a lo que yo buscaba. El patrón está en proceso de prueba, aunque me falta ponerle nombre.



Mi plan es escribir el patrón y publicarlo pronto, pero no se que nombre ponerle. Me ayudas?

5 comentarios:

Olga Griaznova dijo...

Hola, ¿qué tal te parece "Jaipur dream", "Sueño de Jaipur"?
Desde mi punto de vista, encaja con el chal tan romántico y delicado.
Olga

Matilde dijo...

Que bonito y la sugerencia de Olga me parece buena.

ANA MARIA dijo...

En ocasiones sueñas con chales y éste es un sueño de chal. Muy elegante y delicado.

ANA MARIA dijo...

En ocasiones sueñas con chales y éste es un sueño de chal. Muy elegante y delicado.

Anónimo dijo...

"Mar de sueños". Precioso