01 agosto 2007

Casas asoladas por las llamas, animales muertos, gente sin hogar, nuestros montes quemados. Nuestros montes quemados..., la indignacion y la vergüenza ajena que siento no me dejan articular palabra. Sabe quien me conoce que soy una persona pacifica, pero cuando pienso que tanto mal lo ha desatado una sola persona por venganza me hierve la sangre. Solo espero que ese pobre desgraciado se mude lejos si algun dia consigue salir de la carcel. No merece llamarse a si mismo canario.
Siento el ramalazo nacionalista. Pero es que no me lo creo.

5 comentarios:

Magdalena dijo...

Tienes toda la raz�n

Heather dijo...

¡Qué desastre, Pilar! Lo siento mucho. Vi las noticias por televisión esta mañana y pensé en ti y Lolita. Espero que no hayan sido afectadas directamente...

Pioggia dijo...

Nunca subestimes el poder de la estupidez humana. Lamentablemente, en este caso el daño es imperdonable. No por nada no le renovaron el contrato a ese imbécil. Sólo espero que esto se controle pronto sin que nadie más salga lastimado.

COSTURERA dijo...

Que se quede en la carcel, mucho, pero mucho tiempo por lo que ha hecho, es un indeseable.

La Señora Roper dijo...

Yo también me he acordado de tí estos días. ;(
Una lástima que haya sido por eso...
(espero que tú y los tuyos estéis bien)