18 abril 2007

Terminados


Finalmente acabé de tejer estos calcetines. Llevaban rato en mi cesta, y no conseguía que quedaran del largo que yo quería, o sea, el mio. Tras mucho destejer y retejer me dí cuenta de tres cosas. La primera, que odiaba esos calcetines con el alma y quería prenderles fuego. Segunda, que había amenazado con tejer unos calcetines cortos a una compañera de trabajo cuando, hace mas de un año, me llamó abuelita al verme tejer. Y tercera y mas importante...la lana no arde bien. O sea, que he cumplido mi amenaza, y A es la nueva y sorprendida propietaria de unos calcetines tejidos. No hay foto del feliz acontecimiento, como comprenderán, mi prisa por perderlos de vista era mucha, y pedirle a mi compi que posara con los calcetines para hacerles una foto habría traido a mi vida mucho mas pitorreo del que ya hay, que no es poco.
Mañana mas :)

7 comentarios:

Steloide dijo...

A mí me pasa igual con los calcetines que le empecé a mi abuela, que ahí están ocupando unas agujas, porque me aburren mortalmente, si no fuera porque se los he prometido y ya los ha visto.....

Rida dijo...

Me encantan esos calcetines, la forma, los colores, e incluso esa cosa blanquita que tienen arriba. Tu sorprendida se habrá quedado encantada. Besos. Mabel.

Muir dijo...

Sí, como le cojas mannía algo, te entran ganas de darle fuego como poco...

Marisa dijo...

Pues yo los veo bonitos.
Por experiencia propia se que lo de tejer causa bastante chondeito pero allá penas.
Gracias por visitar mi blog, hace mucha ilusión. 1 beso

lamone dijo...

esta lana sigue encantandome muchisimo y los calcetines estan estupendas!! que lana dijiste que era?

Verito dijo...

uy y se ven tan lindos, yo no se tejer toe up, yo odiaba mis pomatomus, ahora me falta hacerle la parejita, no se cuando...

un abrazo

Jimena dijo...

Ayyyy me encaaaaaantan!!! FELICITACIONE porque te salieron espectaculares!!
Un beso.