01 mayo 2006

Opal


Este trio de monadas llegaron hace una semana desde Viena. Claro, que el chico que me las trajo se hizo de rogar para darme los ovillos (Hombressssss!!!!!!!!!) Por cierto, la foto es suya.
Me estoy conteniendo lo que no esta escrito para no meterle mano ya. Quiero terminar algo primero, pero cuesta oye.
Para que se vayan entreteniendo, cuando me puse a buscar la web de Opal me encontré con esto.
Suena bien, verdad? Y barato :)

2 comentarios:

liuia drusilla dijo...

Me encanta esa lana -bueno, lana no, tú me entiendes- hace unos calcetines preciosos ^^. Entiendo que no te puedas resistir, yo tuve que toquetearla entera en cuanto cayó en mis manazas ^^U.

Démonée dijo...

Vas a flipar con la Opal. Hace un efecto impresionante y es muy gustosa de trabajar.